7 hábitos para ser un joven exitoso

  1. Ser proactivo

Ser proactivo es la llave para abrir los otros hábitos. Acá destaca que se debe tomar el control y la responsabilidad de  vida. Las personas proactivas deben entender que son responsables de su propia felicidad o infelicidad. No culpar a otros de sus propias acciones o sentimientos.

 

  1. Tener en mente una meta

Si no  tienes claro dónde quieres llegar con tu vida, tus valores, metas y quién eres, te perderás en el tiempo y vagaras de aquí para allá con las opiniones que te den de los demás. Es bueno tener en mente cuál es la meta que  quieres lograr, dónde se ven y se proyectan en el futuro, auto declararse una misión que se quiere conseguir en la vida, será una hoja de ruta para enfrentarla

en-la-cima-con-los-brazos-en-alto-triunfador-ganador

  1. Poner primero lo que realmente es prioridad

Esta costumbre ayuda  a priorizar y administrar tu tiempo de manera que se enfoca en terminar las cosas más importantes en la vida. Poner primero lo primero significa también aprender a superar los miedos y ser fuertes en tiempos difíciles. Es vivir la vida según lo que más importa.

 

  1. Piensa en ganar

Podemos aprender a fomentar la creencia de que es posible crear un ambiente donde se puede ganar en todas las relaciones. Este hábito motiva la idea de que cualquier discusión o situación  entre ambas partes pueden llegar a una solución beneficiosa mutuamente. Con esta actitud se aprenderá a celebrar los logros de otro, en lugar de sentirse amenazados por ellos.

 

  1. Escuchar primero y entender, después ser entendido.

Porque la mayoría de la gente no toma atención cuando escucha y una de las frustraciones más grandes en la vida es que muchas veces nos sentimos incomprendidos. Este hábito asegura que uno adquiere la habilidad de comunicación más importante que existe: la escucha activa.

 

  1. Sinergice

La sinergia se alcanza cuando dos o más personas trabajan juntas para crear algo mejor. A través de este hábito se aprender que no tiene que ser a tu manera”, sino que a una mejor manera, una forma superior de hacer las cosas. La sinergia permite valorar las diferencias y apreciar mejor a los demás.

 

  1. Agudizar la vista.

Debes entender que no hay que vivir demasiado ocupados como para  no tener tiempo para sí mismos. Cuando “agudizamos la vista” lo que quiere decir es que te mantienes preocupado de tu yo personal y te haces  fuerte para enfrentar los problemas. Esto significa que periódicamente te renuevas y esfuerzas en mantener activo tu cuerpo, mente, corazón y alma.